La procesión del pueblo

Por primera vez en toda la historia de la Semana Santa de Popayán el próximo lunes saldrá una procesión similar o superior a las otras que tradicionalmente se realizan en esa ciudad y que este año, firmada la paz, permitirá llevar miles y miles de turistas a presenciarlas.

La idea surgió de un grupo de defensores a ultranza de la capacidad de cambio que Popayán siempre tuvo y que las oligarquías de ahora y los dueños del poder político local se han negado a dar curso. Liderados por el conocido arquitecto Luis Eduardo Ayerbe, poseedor de varias imágenes coloniales coleccionadas a lo largo de su productiva vida, han montado la Procesion del Lunes Santo y como el alcalde , el arzobispo y la policía( unidos como en tiempos inmemoriales) han tratado de oponerse, se llama“ la procesión del pueblo”.

Las razones para que el arzobispo Marin López no acepte la Procesión del Lunes Santo pueden ser muchísimas. También las ha tenido para construir un mamotreto de edificio en pleno corazón del Centro Histórico de Popayán así se lleve por los cachos el paisaje arquitectónico. Las que tenga el alcalde Cesar Cristian Gómez para oponerse pueden ir desde las más recónditas travesuras políticas hasta su evidente arribismo a las altas clases sociales representadas en la Junta Permanente Pro Semana Santa.

Pero con la terquedad característica de los hijos de esa tierra desde la cual se trazó buena parte de la historia colombiana, la Procesión del Lunes Santo se va a hacer. Probablemente no lleguen los turistas que acuden a las tradicionales,pero los 12 pasos que Ayerbe se ha encargado de montar harán salir desde Coconuco hasta Paispamba a un pueblo que está convencido que puede hacer su procesión sin pedir permiso.

@eljodario
eljodario@gmail. com