Murió reconocido fabricante de ataúdes

Julio Castro, un hombre de 70 años de edad y recordado por la comunidad del sur de Ibagué, murió en las últimas horas en la USI del Sur hasta donde fue llevado infartado por sus familiares, produciéndose su deceso en el centro asistencial.

Castro era el propietario de la fábrica de ataúdes ubicada en el barrio Ricaurte, sur de esta ciudad, desde donde por años ayudó a los más pobres de Ibagué.

Don Julio, cómo era recordado, obsequió ataúdes durante años a las familias que por su situación económica no tenían para pagar el sepelio de sus seres queridos, convirtiéndose en el alma caritativa más querida en la capital del Tolima.

Su velación es en Funerales Los Olivos de la calle 40 con carrera 5 en Ibagué.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial