Bares y casas de lenocinio en la mira de las autoridades

La Dirección de Espacio y Orden Público ha emprendido una lucha frontal contra administradores de establecimientos nocturnos (bares, discotecas, casas de lenocinio), que no cuentan con el uso de suelo que autoriza su actividad o están convirtiendo sus negocios en centros para la distribución de bebidas embriagantes adulteradas, alucinógenos y/o en los que permiten el ingreso de menores de edad.

Daniel Soto, director de esta dependencia, señaló que las actividades de control a estos establecimientos consiste en la verificación de la legalidad de documentos con propietarios, la verificación de presencia de menores de edad, así como la inspección de normas de salubridad y rutas de evacuación.  

Los llamados “amanecederos” y bares clandestinos, están en la mira de las autoridades de policía y del municipio que determinan que este tipo de lugares son eje de riñas y problemas que alteran el orden público de la ciudad; hasta la fecha más de cincuenta de estos establecimientos han sido sellados.  

“Estos sitios de lenocinio deben tener un control alto, por lo que se realizan operativos periódicos en estos lugares y diferentes bares o ‘clubes’ que generan alta problemática, que la evidenciamos ante la comunidad para que de alguna manera se ejerza también presión social y así se disminuyan los hechos que afectan la tranquilidad de la ciudadanía”, manifestó el funcionario,

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional.