Concejales califican de descabellada propuesta del Alcalde de crear empresa de Energía

Por falta de estudios técnicos y financieros concejo de Ibagué hundió proyecto de acuerdo que le entregaría facultades especiales al alcalde Guillermo Jaramillo, para crear una nueva empresa de energía. El proyecto no solo se hundió, sino que también fue calificado, por algunos cabildantes como descabellado.

Un aspecto que llamó la atención de los concejeros, sobre los detalles que hacen inviable la pretensión de una nueva empresa de energía como la que propone el alcalde, es el capital con el cual se formaría dicha empresa, ya que el aporte inicial sería del 100% por el municipio en bienes muebles, equipos de redes, plantas, ductos y demás bienes adquiridos a cualquier título donde sea titular el Municipio.

Esto, sumado a la falta de estudios y cifras reales de los ponentes, lo que significa es la aprobación de un cheque en blanco, sin claridad de lo que se va a gastar ni lo que se va a hacer. Afirmó el concejal Gustavo Bolívar.

Otro de los vacíos que encontraron los concejales, que puntualmente señaló Humberto Quintero, se refiere a la presunta intención de la Administración a que el Ibal, la Gestora Urbana y el Imdri tuvieran participación accionaria en dicha empresa, sin embargo “la Gestora Urbana está quebrada y el Imdri nació muerto y prácticamente no tiene recursos, ni siquiera tiene a su nombre el estadio Manuel Murillo Toro” señaló el cabildante.

En diálogo con Ondas de Ibagué, el concejal Jorge Bolívar explicó los motivos por los que algunos concejeros calificaron la propuesta del alcalde como ‘descabellada’ y de ‘un disparo al aire’.

“Acabamos de ver cómo sacaron a 60 personas de Infibagué, no queríamos que después con ese concepto de que se creó una nueva empresa de energía, entonces el resto de personal tenía que salir de Infibagué, sacarlos a todos con esa excusa y cometer otra masacre laboral como la que ya se hizo, por eso los argumentos fueron acogidos por los tres concejales que presentaron sus argumentos y se votó negativo este proyecto el cual se acaba de hundir y ser archivado”

Ondas de Ibagué preguntó al concejal si es verdad que no se justifica crear otra empresa de servicios públicos cuando la experiencia con el Ibal no ha sido un ejemplo a mostrar, a lo que Bolívar contestó:

“Pues mire, una de las críticas que yo hice es que se acaba de aprobar lo que tiene que ver con el impuesto a la sobretasa ambiental donde se aumentó el 1X1000, yo voté negativo ese proyecto que hoy es acuerdo, pero le dije a mis colegas y a las personas que me escucharon en el concejo; no es justo que le apliquemos más impuestos a los ibaguereños, ya se aprobó una plusvalía la cual voté negativo, ya se aprobó una valorización la cual voté negativo ahora viene una actualización catastral, que es decirle al usuario mire su casa le costó 50 millones pero de acuerdo con el incremento su casa vale 100 millones de pesos y usted va a pagar predial sobre esos 100 millones y a eso súmele la sobretasa ambiental”.

Para Bolívar, hablar de la sobretasa también es referirse a los servicios públicos ya que, según él, esa sobretasa va dirigida al Ibal para poder cambiar un alcantarillado y desarrollar una planta de manejo de aguas residuales. “Y la pregunta que yo les hacía ayer en el concejo al secretario de hacienda y al gerente de Infibagué es, Si no podemos manejar el Ibal, que es una empresa que tiene 125 mil usuarios, que mensualmente están facturando y pagando porque si no les van cortando el servicio, donde no les queda plata ni para cambiar un tubo, porque eso es lo que nos han dicho las directivas del Ibal, cómo nos vamos a meter a crear una empresa de energía”

Jorge Bolívar considera que en el mejor de los casos, con respecto a la empresa de energía, lo que podría resultar es en un nuevo incremento al impuesto predial en uno o dos puntos para subsanar el endeudamiento de una empresa de energía, donde no se conocía el negocio.

“No vamos a ser productores, que esa es la ventaja del Ibal, que es que producimos el agua, la tratamos y la vendemos, aquí nos tocaría comprar la energía, ganarle un porcentaje para después ir a venderla lo que sería mucho más difícil y un adefesio económico, ahí si de verdad que zapatero a sus zapatos” puntualizó.

Según los argumentos anteriores el proyecto que daba viabilidad a una nueva empresa de energía no solo fue calificado de descabellado sino también de una terquedad por parte de los ponentes del proyecto quienes según el concejal Bolívar, los ponentes del proyecto fueron regañados por el alcalde Jaramillo en reunión con otros concejales y había dicho que no se presentaría de nuevo.

Bolivar dijo que los ponentes habían llamado a varios concejales para que acudieran a respaldar la propuesta, sin embargo, acudieron solo cinco y el proyecto se hundió y archivo con cuatro votos negativos.

Por otro lado, según el concejal, de haberse aprobado ayer el proyecto lo que se quería era terminar de masacrar a la gente que quedaba en infibaqué y dejar la puerta abierta para privatizar el alumbrado público.

Por último, también manifestó que la administración de forma “irresponsable” está presentando proyectos faltando un día para terminar las sesiones ordinarias que fueron ampliadas porque ya se terminó el periodo de julio, de forma que, para el concejal, casi que no alcanzan ni los días para los términos de ley que establece un tiempo de 17 días aproximadamente para estudiar cada proyecto.