Comunidad del cañón del Combeima se queja por el pésimo servicio de transporte público que reciben de la ruta 48

Según los denunciantes, los conductores de las busetas no cumplen con la ruta establecida y quienes viven en Juntas son los más perjudicados.

Los residentes del cañón del Combeima están cansados de la mala calidad de transporte púbico que les brindan los buses y busetas que cubren la ruta 48, porque no están garantizando el servicio hasta el sector de Juntas y la periodicidad de tiempo.

De acuerdo con los residentes de este sector de la capital tolimense, los habitantes del corregimiento de Juntas son los más perjudicados porque muchos de los buses se niegan a subir hasta allá y los dejan en Villarrestrepo, obligándolos a pagar a vecinos suyos para continuar con sus rutas o a caminar por una vía que en esta época de lluvias se convierte en un barrizal y representa un peligro para su integridad.

La comunidad espera que la Secretaría de Movilidad tome cartas en el asunto y exija a las empresas de transporte que cumpla con el recorrido como debe ser porque no sólo los perjudica, sino que se convierten en un obstáculo para el turismo que es una de las principales fuentes de ingreso de los residentes en el Cañón.