Sellada polvorería El Vaquero

Retrocedió el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y volvió a dejar en vigencia el primer decreto que prohíbe la venta de pólvora, el mismo que había derogado para darle vigencia a uno nuevo donde autorizaba el expendio.

Funcionarios de la dirección de Justicia, realizaron un operativo para darle cierre definitivo al expendio de juegos pirotécnicos El Vaquero, de propiedad de la empresaria Carolina Barrios, el cual quedaba ubicado en el sector de Mirolindo y funcionaba en un container, el cual en un principio había sido autorizado para funcionar por la propia administración.

Debido a la presión de polvoreros que exigían igualdad en el trabajo y de los propios ibaguereños, al alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y a su equipo jurídico le tocó reversar la decisión de otorgarle el permiso a esta empresa para el expendio de pólvora y retornar a dejar en firme de nuevo el primer decreto que habían expedido en el mes de noviembre.

Ante este cruce de cables de la administración en donde le tocó echarse para atrás, el Director de Justicia, Marco Emilio Hincapié, dejó en claro que deben preservar ante todo la integridad de las personas en Ibagué en esta temporada decembrina para que nadie resulte quemado con pólvora.