Viuda será desalojada de su caseta de dulces por orden de Gestora Urbana

Su esposo falleció hace un mes y era él quien figuraba como titular del módulo. Un evidente caso de abuso con todo el corazón.

Un completo drama vive doña Elvia Flores Trujillo, luego que su esposo, Humberto Tobón García, falleciera hace un mes, quien estaba a cargo de una caseta de dulces ubicada en la carrera 3ª con calle 12 desde hace más de 14 años con confianza legítima vigente y de donde ahora la quieren desalojar.

Al notar en la Gestora Urbana, que la señora quedó viuda le comunicaron, con todo el corazón, mediante una misiva que debía desalojar el módulo porque al ya no estar su esposo, el vínculo contractual con el instituto descentralizado y la alcaldía de Ibagué se rompía automáticamente.

Doña Elvia Flores Trujillo, considera tal actuación de la administración municipal como un abuso debido a que, en vez de brindarle la mano por el momento luctuoso por el que pasa, la quieren dejar sin trabajo, entregándole el módulo a otra persona con el fin de reubicar a alguien que ya habían desalojado de otro sector.

Posterior a la notificación, que fue el 14 de diciembre, doña Elvia Flores, debe estar desalojando el lugar en el día de hoy. Sin embargo dice ella, que no se deja sacar y espera una respuesta de la Gestora Urbana, porque ya contestó mediante un abogado, que ella tiene todos los derechos legales de permanecer allí laborando por ser la esposa del titular de la caseta.

No concibe doña Elvia y sus hijos, quienes votaron por el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo por sus supuestas calidades humanas, que ahora estén siendo víctimas de su propio invento y de la mano dura de la administración de quienes no tienen cómo defenderse.