Sigue el hacinamiento en la permanente de la ciudad de Ibagué

La Defensoría del Pueblo exigió que estas personas retenidas sean trasladadas al Coiba de Picaleña. La Entidad asegura que se vulneran completamente los derechos humanos de las personas en calidad de sindicados.

Un urgente llamado hace el Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Aguiar, por el hacinamiento que se registra en la permanente porque al parecer no sirvió en un principio la advertencia que hizo hace varios días el personero encargado de Ibagué, Juan Felipe Arbeláez, donde denunció también las condiciones inhumanas en las que se encontraban las personas.

Pese a que en un momento logró descongestionarse la permanente, nuevamente se tiene el reporte de 36 personas que esperan ser trasladadas al Coiba de Picaleña que se niega a recibirlos por temas netamente jurídicos.

Es tal la situación que los ciudadanos en calidad de sindicados no tienen privacidad y están pegadas las celdas tanto de hombres como mujeres, vulnerando derechos fundamentales a la intimidad.