Regreso a clases. Lo que no pueden exigir las instituciones

Los útiles escolares son un tema que causa dolor de cabeza para los padres al iniciar el año,  pues cada colegio entrega una lista con los artículos que su hijo utilizará durante todo el calendario académico.

Para saber cuánto impacta este gasto en los bolsillos de las familias Ibaguereñas, tomamos como referencia una lista de útiles para un niño de primero de primaria de un colegio público y esto fue lo que pidieron: 25 artículos entre cuadernos, lápices, marcadores, colores, carpetas, cartulina y plastilina, entre otros.

Recorrimos tres reconocidas papelerías de la ciudad con lista en mano y a esto ascendió la cuenta:

Papelería la Comuna: $121.250
Papelería La Feria Escolar: $142.500
Panamericana: $171.350

En promedio un padre de familia gasta para un colegio público de Ibagué entre 200 mil y 350 mil pesos en la compra de los útiles escolares por cada niño.

Tenga en cuenta que el Ministerio de Educación Nacional prohíbe a los colegios públicos algunas exigencias como:

 -Pedir  para los uniformes de sus hijos prendas exclusivas o de marcas definidas.
- Comprar al inicio del año la totalidad de los útiles escolares que se incluyen en la lista. Estos pueden ser adquiridos en la medida en que sean requeridos para el desarrollo de las actividades escolares.
- Entregar al colegio los útiles o textos para que sean administrados por el establecimiento.
 - Está prohibido solicitar bonos, donaciones, contribuciones, cuotas, formularios y diversas formas de aporte de dinero o especie para actividades de asociaciones de padres de familia y demás agremiaciones.

La ley 1269 de 2008 establece que las instituciones educativas que incumplan prohibiciones de exigir bonos, cuotas, donaciones y demás fondos pagarán multa desde  $32 millones hasta $128 millones y, si hay reincidencia cierre definitivo del establecimiento.