Alcaldía adjudica millonario contrato a empresa cuestionada a nivel nacional

Tatiana Aguilar, Secretaría de Educación de Ibagué informó que la Asociación de Bachilleres de la Comunidad Parroquial San Nicolás de Tolentino resultó ganadora del contrato por $3.900 millones para operar el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en las instituciones educativas de la ciudad. 

De acuerdo con Tatiana Aguilar, secretaria de Educación, el proceso que se llevó a cabo con la Bolsa Mercantil de Colombia permitió que la Administración Municipal se ahorrara $815 millones en la adjudicación del contrato, ya que la ficha de negociación estaba pactada inicialmente por $4.715 millones, pero, por el proceso de la puja entre 11 proponentes, de adjudicó por $3.900 millones.

Tras la adjudicación del contrato, el nuevo operador del Programa de Alimentación Escolar empezará a suministrar los alimentos el próximo lunes 24 de abril.

No obstante, este operador ha venido prestando sus servicios entidades territoriales como Caldas, Montería, Cereté, y otros municipios de la Costa Atlántica ha tenido varias denuncias por irregularidades en la prestación del servicio de alimentación escolar.

En el departamento de Caldas, se adjudicó en 2014 un contrato por más de $4 mil millones a la Unión Temporal Nutricional ABC integrada por la Asociación de bachilleres de la comunidad parroquial San Nicolás de Tolentino, de Córdoba, para beneficiar cerca de 60 mil alumnos, sin embargo, hubo reparos en la contratación pues la Cooperativa de servicios de madres comunitarias de Cereté no presentó la licencia de funcionamiento, así como el incumplimiento a los lineamientos técnicos del Ministerio de Educación Nacional y del pliego, además de no evidenciar garantizar la cadena de frío de alimentos que la requieren en almacenamiento, transporte y distribución poniendo en riesgo la calidad e inocuidad de los productos que necesitan refrigeración.

En Córdoba se adjudicó el contrato de $5 mil millones de pesos a la Unión Temporal Educación Feliz, constituida por la Asociación de Bachilleres de la Comunidad Parroquial San Nicolás de Tolentino y la Fundación H Karibe, la cual fue denunciada por la Contraloría General de la República por irregularidades en el desarrollo del programa de alimentación escolar en los municipios de Montería, Sahagún, Santa Cruz de Lorica, Cereté, San Bernardo del Viento y Tierralta.

En su momento, la Contraloría denunció que “Las instalaciones de los comedores escolares no cumplen a cabalidad con los Lineamientos Técnico Administrativos del PAE, con los requisitos establecidos en la normatividad sanitaria vigente, ni con los parámetros establecidos en la Resolución 2674 de 2013 del Ministerio de Salud y Protección Social, afectando el desarrollo del Programa, en cuanto a la prestación del servicio en óptimas condiciones físicas, higiénico sanitarias y de calidad”.

A su vez, en la institución educativa Santafé vereda del corregimiento Tres Palmas, municipio de Montería, en abril de 2016 más de 100 niños que consumieron alimentos del Programa de Alimentación Escolar resultaron intoxicados por supuestas irregularidades en la preparación de los alimentos, los cuales, según denuncias, eran preparados sin contar con las normas sanitarias mínimas exigidas por la ley.