SIMATOL denuncia irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar en Ibagué

Sindicato de Maestros del Tolima, denunció que  la Asociación de Bachilleres de la Comunidad Parroquial San Nicolás de Tolentino, entidad que  ganó la licitación de la Secretaría de Educación Municipal para entregar los refrigerios escolares en los Colegios Públicos de la ciudad estaría entregando alimentos en malas condiciones.

Álvaro Vargas, Fiscal del SIMATOL, indicó que se está estudiando varias irregularidades  dentro del funcionamiento del programa de alimentación escolar.

Según las denuncias, la entidad estaría entregando a estudiantes de algunas instituciones educativas de Ibagué alimentos en descomposición, adicionalmente las raciones no se entregan completas.

Asimismo,  Vargas se refirió a las extensas jornadas a las que son sometidas las mujeres que se encargan de preparar alimentos, las cuales laboran de 14 a 16 horas días,  con baja remuneración.

“Es miserable el salario que les pagan a estas mujeres, a las cuales tampoco se les consigna a tiempo, prácticamente el dinero se queda es en la empresa intermediadora” puntualizó.

Cabe mencionar que este operador ha venido prestado sus servicios entidades territoriales como Caldas, Montería, Cereté, y otros municipios de la Costa Atlántica, donde ha tenido varias denuncias por irregularidades en la prestación del servicio de alimentación escolar.

En Córdoba se adjudicó el contrato de $5 mil millones de pesos a la Unión Temporal Educación Feliz, constituida por la Asociación de Bachilleres de la Comunidad Parroquial San Nicolás de Tolentino y la Fundación H Karibe, la cual fue denunciada por la Contraloría General de la República por irregularidades en el desarrollo del programa de alimentación escolar en los municipios de Montería, Sahagún, Santa Cruz de Lorica, Cereté, San Bernardo del Viento y Tierralta.

A su vez, en la institución educativa Santafé vereda del corregimiento Tres Palmas, municipio de Montería, en abril de 2016 más de 100 niños que consumieron alimentos del Programa de Alimentación Escolar resultaron intoxicados por supuestas irregularidades en la preparación de los alimentos, los cuales, según denuncias, eran preparados sin contar con las normas sanitarias mínimas exigidas por la ley.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional