Acueductos comunitarios en la mira de la alcaldía de Ibagué

La  Alcaldía de Ibagué expidió el Decreto 0566 de junio de 2017 mediante el cual se estableció la revisión de aspectos técnicos en cada uno de los acueductos comunitarios del perímetro urbano.

De acuerdo con el Decreto, el acompañamiento técnico será realizado por la Secretaría de Planeación y la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, así como de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

Además de ello, se contempla la revisión de las condiciones técnicas exigidas a urbanizadores para la conexión y suministro de estos servicios públicos. También se establecen parámetros para los procedimientos de supervisión sobre la ejecución de obras de redes locales y secundarias.

De igual modo, el Decreto reglamenta los procedimientos de control, cobro y recaudo para garantizar la autosuficiencia del servicio y los instrumentos aplicados para la micro-medición del consumo de agua y costo real del servicio.

Según Héctor Eugenio Cervera, Secretario de Planeación, se realizará control de legalidad a todas las licencias de urbanización sobre las cuales se haya aportado la correspondiente disponibilidad inmediata de servicios públicos de acueducto y alcantarillado.

En el informe del 2016 del Índice de Riesgo de la Calidad del Agua para el Consumo Humano, Irca, se determinó que Ibagué posee un alto nivel de contaminación, ya que de los 33 acueductos comunitarios que posee el municipio, apenas tres fueron considerados aptos para el consumo humano, pues los acueductos que toman el agua de veredas como La Tigresa, Salerito, Salero, La Hacienda, El Tejar, La Volcana, La Gavilana, La Granate, La Esmeralda, entre otros, reciben un alto grado de contaminación por basuras, residuos fecales y algunos productos químicos. 

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional