Con microchips se vigilará que mascotas no sean maltratadas

El Centro de Atención y Protección Animal invirtió $22 millones en la compra de 1.000 microchip, tres sistemas de escáner y placas codificadas para la identificación de caninos de razas fuertes o para los animales que sean dados en adopción.

Los microchips serán insertados de manera subcutánea en los animales durante jornadas especiales que se realizarán a partir de la segunda mitad del mes de agosto.

A través de un sistema de escáner, las autoridades podrán obtener información como el número de teléfono, nombre y dirección de los propietarios de cada canino, así como la raza y el peso de los animales.

Además del microchip, cada canino deberá portar una placa de identificación que puede ser leída en el celular a través de un aplicativo de códigos QR.

Además de la identificación de los animales, el objetivo es vigilar a los propietarios de caninos de razas fuertes para evitar que se presenten casos de maltrato o abandono.

Asimismo, el Centro de Atención y Protección Animal utilizará esta tecnología para hacer un seguimiento a los caninos entregados en adopción, para prevenir que estos animales vuelvan a ser víctimas de maltrato.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional