Invasores del Divino Niño estarían amenazando a los habitantes de los sectores aledaños

Desde que invasores levantaron el asentamiento el Reposo en el terreno ubicado detrás de la iglesia del Divino Niño, la vida de gran parte de los habitantes de los sectores aledaños se volvió un “infierno”.

Los dueños de las propiedades aledañas aseguran que, los ocupantes están deforestando indiscriminadamente las reservas naturales para levantar los cambuches, amenazando a quienes se oponen.

Uno de los afectados, quien por seguridad reservó su identidad, asegura que estas personas llegan en grupos a las fincas vecinas, cortando árboles y dañando los cultivos para levantar sus viviendas.

“Antes venían de noche para que no los vieran, pero ahora llegan de día armados con machetes y comienzan a tumbar árboles para construir los cambuches, nos amenazan y dicen que si denunciamos nos matan” dijo el denunciante.

Las familias que residen en la urbanización Divino Niño tampoco se escapan de la situación pues aseguran que, estas personas pasan por las viviendas pidiendo víveres y si hay una negativa, los amenazan.

La situación es tensa en el sector, pues aunque la Policía y Espacio Público intervienen seguido la zona, mientras se realizan los desalojos los invasores de resguardan en las fincas vecinas y vuelven cuando las autoridades se han ido.

Desesperados, los habitantes del sector piden a las autoridades una solución definitiva a esta problemática que empeora cada día.   

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional.