Aumentan los casos de suicidios en Ibagué

Mujer de 34 años acabó con su vida tras inyectarse una sustancia desconocida al interior de una vivienda de la Tercera etapa del barrio Jordán.

Por motivos que ahora son materia de investigación por parte de las autoridades locales, una mujer de 34 años de edad decidió acabar con su existencia inyectándose una sustancia hasta ahora no confirmada por Medicina Legal, tema que se dará a conocer en los próximos días, luego que se efectúe la necropsia.

Dos días después de haber celebrado los 34 años de vida, Andrea Johanna López Calderón tomó la fatal decisión de acabar con su vida, encerrándose en su cuarto al interior de la vivienda ubicada en la manzana 34 casa 8 de la Tercera Etapa del barrio Jordán, donde cogió una jeringa para aplicarse un veneno que poco a poco la mató.

La joven fue hallada sobre su cama ya sin signos vitales por un tío identificado como William Javier Calderón, quien alertó a sus familiares y posteriormente al CTI de Ibagué quienes se encargaron de adelantar las diligencias del levantamiento del cuerpo.

La víctima mortal era hija de Norma Calderón y Saúl López. La jeringa que utilizó para inyectarse la sustancia fue hallada al lado del cuerpo. Se desconoce si la mujer dejó un escrito explicando los motivos por los cuales se quitó la vida.