Capturado director de control interno disciplinario de la UT, Cesar Augusto Basto Bohorquez

El abogado exigía gruesas sumas de dinero a cambio de no adelantar investigaciones disciplinarias contra funcionarios de la institución.

Agentes del CTI de la Fiscalía capturaron en flagrancia al director de Control Interno de la Universidad del Tolima, Cesar Augusto Basto Bohórquez. La aprehensión se efectuó ayer sobre las 4:30 de la tarde en el almacén Éxito de la calle 37, cuando Basto Bohórquez se disponía a cobrarle tres millones de pesos al decano de la facultad de Ciencias de la Educación, Andrés Felipe Velásquez, a cambio de no adelantar un proceso disciplinario en su contra, que venía en curso desde el año 2010.

Según el testimonio de Velásquez, cuando estaba en periodo de prueba para ser profesor de tiempo completo en la Institución durante el año 2009, le asignaron actividades ajenas a sus funciones como la supervisión de varios contratos OPS, de gente desconocida.

Al hoy decano de Ciencias de la Educación le iniciaron un proceso disciplinario, en donde lo acusan que no haber firmado unas actas de liquidación de contratos en calidad de supervisor y omitir pruebas que constaten la renuncia de tres contratistas que estaban bajo su supervisión contractual.

Como consecuencia de estas dos faltas Velázquez podría haber incurrido en negligencia administrativa en funcionario público, sanción que podría inhabilitarlo de 10 a 20 años.

Finalizando el mes de mayo del presente año, Basto Bohórquez contacta a Velázquez y le dice que ya tiene el fallo sancionatorio en su contra y que a cambio de frenar la diligencia, le exige 5 millones de pesos.

Velásquez accedió a la oferta por temor a ser inhabilitado e interpuso la denuncia ante el CTI de la Fiscalía. Inicialmente le pagó dos millones de pesos a Basto Bohórquez y definen una segunda entrega de los 3 millones de pesos restantes, donde finalmente se produce la captura.

Velásquez adjuntó pruebas como grabaciones de los encuentros y llamadas telefónicas en donde se evidencia la solicitud ilegal de Basto Bohórquez. Fuentes de entera credibilidad le informaron a esta redacción que el director de Control Interno de la Universidad del Tolima, les pedía dinero a los funcionarios, a cambio de no adelantar procesos disciplinarios.

Andres felipe velasquez

En su momento, al interior del alma mater se cuestionó la lentitud de los procesos que adelantaba Basto Bohórquez, sin embargo, ésta se daba a raíz de las coimas que el abogado exigía.

Del indiciado se conoce que desde el 7 de julio del año 2004 trabajaba en la UT y que lo vinculó el ex rector Jesús Ramón Rivera, de quien es muy cercano. Además, es sobrino del también abogado Jorge Alexánder Bohórquez, que funge como asesor externo encargado de llevar el proceso de cobro de los dineros que le debe la gobernación a la institución desde 1993.

Basto Bohórquez será presentado ante un juez con función de control de garantías y se le imputaría delito de concusión.