En Ibagué lo dejan morir por no ser un accidente de tránsito

Humilde vendedor de flores murió infartado en el separador de la 16 con quinta en Ibagué, mientras el florista agonizaba por el ataque cardiaco, la ambulancia que llegó al lugar se negó a darle los primeros auxilios por no tratarse la emergencia de un accidente de tránsito, lo que no les permitiría cobrar el SOAT.

La víctima de aproximados 60 años cruzaba la carrera quinta con calle 16 cuando sintió un fuerte dolor que lo obligó a sentarse en el separador, descargando un bulto que traía a la espalda, el mismo que le sirvió de almohada mientras esperaba atención médica.

Al sitio llegó una ambulancia, pero el auxiliar no le prestó ayuda y antes de retirarse del lugar realizó una llamada donde lo obligaron a no atenderlo, dejando morir al paciente.

Una enfermera que pasaba por el sector le tomó los signos vitales, pero ya era tarde, el hombre, un vendedor de rosas, ya había muerto.

A esta hora se investiga cuál fue el auxiliar y de qué empresa de ambulancias es la persona que negó la atención a este hombre que aún no ha sido identificado.