Abuelo de 70 años decidió acabar con su vida

El hombre era pensionado del Hospital San Francisco y vendía medicamentos en farmacias de la ciudad.

Álvaro Sánchez, un abuelo de 70 años de edad, decidió quitarse la vida al interior de su habitación ubicada en el barrio Gaitán de Ibagué. El señor vivía con su hijo de 29 años de edad, quien sufre de discapacidad cognitiva, con quien salía en motocicleta a trabajar vendiendo medicamentos en las farmacias de la ciudad.

El abuelo fue hallado por uno de sus familiares, quien al llegar a casa se percató de lo ocurrido y dio aviso a las autoridades.

El hombre a diario era visto con una bata blanca y un maletín, poco hablaba con sus vecinos y desde que su esposa falleció se hizo cargo de un almacén de variedades que ella tenía y que se constituyó en una ayuda para que él y su hijo pudieran subsistir.

Don Álvaro Sánchez era pensionado del Hospital San Francisco donde trabajó por años.