Niño fue mordido por un Pit Bull cuando jugaba en un parque del barrio Álamos, norte de Ibagué

El caso ocurrió en el barrio Álamos, ubicado en inmediaciones de Modelia, cuando el niño identificado con las iniciales J.D.T.B. jugaba en un parque del mencionado sector, siendo atacado por un perro de raza Pit Bull, feroz animal que le produjo delicadas heridas en la pierna, obligando a los padres del niño a trasladarlo de urgencia hacia la Clínica Cafesalud de la calle 60, donde aún permanece bajo estrictos cuidados médicos.

El niño presenta mordeduras en la pierna izquierda tras ser atacado por el canino que al momento del ataque no tenía tradilla ni bozal, tema que es obligatorio y que podría acarrearle multas económicas al propietario del perro, por tratarse de una ‘raza peligrosa’.

El perro a esta hora permanece en el refugio animal a la espera de ser examinado por los expertos y de esta manera, poder estar seguros que el animal está vacunado.

Según el cuerpo médico que atiende al niño, tendrán que pasar, al menos, tres meses, para que el menor de edad afectado pueda volver a sus movimientos normales y logre caminar sin problema.

La madre del menor solicita a las autoridades locales que el perro sea sacrificado, y de esta forma, evitar que otra persona sea víctima de la agresividad del animal.