Murió bebé en Espinal cuando jugaba en el galpón de la finca donde vivía

Johan Sebastián Vega Hurtado, un bebé de 21 meses de nacido falleció en las últimas horas cuando era trasladado a las urgencias del Hospital San Rafael del municipio de Espinal, tras sufrir graves lesiones al quedar debajo de varios escombros, cuando jugaba en el galpón de la finca donde residía con su progenitora y donde a la hora de la tragedia estaba al cuidado de una de sus tías, sufriendo un trauma cráneo encefálico severo y fuertes golpes en la espalda y el pecho. 

El trágico hecho se presentó en una humilde vivienda ubicada en la vereda Patio Bonito, jurisdicción de Espinal, cuando el niño jugaba al lado donde estaban los bultos quedando aprisionado.

Los gritos del infante alertaron a sus familiares quienes lo trasladaron de inmediato a las urgencias del centro hospitalario donde los médicos confirmaron su deceso.

Johan Sebastián era el menor de dos hermanos y antes del mortal hecho que le cobró la vida, el niño pasó dos horas sin que se supiera de él, hasta que se escuchó el estruendo y fue allí donde fue hallado debajo de los escombros.

Según la gerente del Hospital San Rafael, Patricia Henao, existe otra versión de cómo aparentemente ocurrieron las cosas, y es que según la tía del niño, su sobrino fue golpeado por un ovejo que le produjo la muerte, versión que a esta hora es investigada por los servidores de la Fiscalía que se encargaron del caso.

El cuerpo sin vida del infante permanece a esta hora en las neveras de la morgue del Hospital San Rafael, donde será preparado para ser entregado a sus familiares quienes le brindarán este miércoles una cristiana sepultura.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial

*Imagen de referencia tomada de Internet