A punto de perder un ojo niño de 12 años quien fue apedreado por uno de sus compañeros de clase

El caso ocurrió en la Institución Inmaculada Carlos Lleras Restrepo ubicada en el barrio Especial El Salado, donde fue herido de gravedad en el rostro un menor de 12 años de edad, quien está a punto de perder el ojo derecho, a causa de un pedrada que recibió por parte de un compañero, en un hecho que a esta hora es materia de investigación por parte de las autoridades locales y de la mismas directivas del claustro.

Una vez herido, el menor fue retirado en ambulancia hacia un centro asistencial de Ibagué donde permanece en delicado estado de salud.

Lo increíble es que el seguro estudiantil no le responde por los daños causados, asegurándole a los padres del menor, que la herida la recibió en medio de una riña y que nada se puede hacer.

Pese a que los progenitores del menor afectado denunciaron el hecho y han podido establecer que no se trató de una riña sino que fue una reacción violenta de uno de sus compañeros de clase, el adolescente permanece desamparado y con sus padres corriendo con todos los gastos.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial