Capturado cabecilla de Eln en El Líbano

La operación militar fue realizada en el Norte del Tolima, sobre el sector de Mina Pobre, en inmediaciones del municipio del Líbano, donde fue capturado alias Antonio, presunto cabecilla del Frente de Guerra Oriental del Eln, contra quien pesaban 73 órdenes de captura, incluida una circular azul de la Interpol, por el delito de secuestro extorsivo y desvío de aeronave, toda vez que esta persona, según la Fiscalía, está comprometida con el secuestro del Foquer de Avianca, hecho ocurrido en el año de 1989.

En la captura de alias “Antonio” participaron tropas del Batallón de Infantería Número 16 Patriotas y un grupo especial de orgánicos de la Sexta Brigada, con la cooperación de inteligencia de la Unidad Operativa Menor.

A alias “Antonio” al momento de la aprehensión le fueron encontrados documentos falsos y dinero en efectivo con una suma aproximada de 9 millones 700 mil pesos.

Con 25 años en la organización armada ilegal, este hombre se había desempeñado como cabecilla de escuadra, cabecilla de comisión en el Frente Domingo Laín Sáenz y jefe de finanzas y cabecilla del frente José David Suarez; alias “Antonio”, venía ocupando en el último año el cargo de segundo cabecilla del frente de Guerra Oriental y cabecilla de finanzas del mismo frente del ELN.

Cabe señalar que el capturado tiene 73 anotaciones con orden de captura por diferentes procesos, de los cuales se encuentran requerimientos para cumplir condena por delitos como homicidio en persona protegida, actos de terrorismo, rebelión, reclutamiento ilícito de menores, tentativa de homicidio, secuestro extorsivo, apoderamiento y desvío de aeronave.

Con esta captura se afecta la administración de los dineros recaudados productos de la extorsión, además la emisión del plan pistola contra la fuerza pública y la población civil, que pretendían realizar un fortalecimiento armado liderado a través de escuelas de formación de mando, para sostener la injerencia de las estructuras en la región.

Se pierde además la influencia en las organizaciones sociales y población civil. Así mismo, el impacto estratégico con esta aprehensión es importante dado a que afecta la línea ideológica y política de la organización armada, logrando retrocesos.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial