Habla el piloto que se accidentó en la Hacienda Pajonales, donde realizaba labores de fumigación

El siniestro aéreo en el que resultó comprometida una avioneta de fumigación, propiedad de la Hacienda Pajonales, en Ambalema, ocurrió por los fuertes vientos que le hicieron perder el control de la aeronave al piloto, quien fue identificado como Camilo Eduardo Bravo Rojas, de 25 años de edad, quien fue trasladado de urgencia con delicadas lesiones  hacia el Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué. 

Bravo Rojas se encuentra en recuperación desde el 24 de febrero en el primer centro asistencial del departamento del Tolima, donde fue tratado luego de una cirugía que se le practicó en la vejiga y la extracción de sangre que tenía en los pulmones, a causa de los golpes sufridos en el siniestro aéreo.

Varios donantes han acudido al centro asistencial para poner su granito de arena y salvar la vida del profesional de aviación agrícola, con varios años de experiencia, pese a su juventud.

Desde su lecho de enfermo y a pocas horas de ingresar a una cirugía, el piloto accedió hablar para Ondas de Ibagué, con el único objetivo de agradecer al pueblo tolimense que lo ha ayudado para salir del trance.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial