INPEC en Ibagué sigue en Plan Reglamento esperando que Gobierno local y nacional cumplan acuerdos pactados

135 internos en la Permanente y 35 en los calabozos de la Fiscalía, son el resultado del Plan Reglamento en el que en estos momentos se encuentra el Inpec en Ibabgué, a la espera que la Alcaldía de Guillermo Alfonso Jaramillo y el Gobierno Santos, les cumplan con algunos pactos a los cuales habían llegado, tales como el aumento de sueldos y de personal, situación que se agudiza cada día más.

La regulación de la jornada laboral, nivelación del salario de los trabajadores del Inpec en Colombia, el aumento de la planta uniformada y administrativa en las cárceles del país y una tasa preferencial en créditos de vivienda, son algunas de las más importantes peticiones que hace la  institución para continuar trabajando a gusto en lo que a diario se convierte en un riesgo para sus vidas.

En Ibagué la tensión aumenta cada día más, pues aparte de los graves problemas de hacinamiento a la que está expuesta desde su construcción el Complejo Carcelario y Penitenciario de Picaleña y de los mencionados problemas, existe otro inconveniente y es la falta de medicamentos y elementos quirúrgicos en la sección de enfermería, situación que no le permite al Inpec en Ibagué atenderá un paciente que sea herido en una riña o algún accidente al interior del penal.

No hay pastas ni para el dolor, como tampoco medicamentos, por lo menos para estabilizar a los pacientes y de allí llevarlos a un hospital donde sean atendidos de urgencia.

Por ahora no se están recibiendo sindicados, tan sólo personas que ya se les haya resulto su situación judicial como condenados y a quienes hayan sido beneficiados con la casa por cárcel.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial