Murió habitante de calle rociado con gasolina

Diego Fernando Forero Bonilla, habitante de calle había sido rociado con gasolina, por otra persona que alcanzó a huir del sitio, al verlo envuelto en llamas, hecho perpetrado en un andén del barrio Eduardo Santos, sur de esta ciudad.

Forero Bonilla permaneció en coma en la Unidad de Quemados del Hospital Simón Bolívar de Bogotá, con más del 90 por ciento de su cuerpo afectado por las llamas, luego que desadaptados le rociaran gasolina cuando dormía frente a una casa ubicada a un costado del puente del barrio Eduardo Santos, a escasos metros de  la Terminal de Transportes de Ibagué.

El hombre de 24 años sufrió  quemaduras de primero, segundo y tercer grado  en el rostro, espalda, brazos y piernas, lesiones que no aguantó y que le provocaron su deceso.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial