Taxi rodó sin conductor por casi 50 metros y fue a parar contra una Turbo

El caso ocurrió anoche hacia las 9 en la calle 30 frente a la nomenclatura 2-18, del barrio Claret de Ibagué, cerca de la iglesia, donde por un error humano o por aparentes fallas mecánicas, un taxi se desengranó y fue a parar contra una Turbo que estaba parqueada a un costado porque de ese vehículo descargaban un trasteo, un hecho que por fortuna no pasó a mayores, pese a que varios menores de edad jugaban en la vía.

Los niños entre los 12 y 14 años de edad estuvieron a punto de ser arrollados por el vehículo amarillo, que sin conductor a bordo rodó provocando daños en las latas del mismo, quedando entre un poste y el rodante de carga pesada.

Al lugar llegaron varios curiosos y la policía de Tránsito quiene4s se encargaron de controlar la situación.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial