Labriego se salvó de morir tras ser mordido por una culebra Coral

Nelson Atehortúa Arias, un labriego de 37 años de edad, quien labora como jornalero en una finca ubicada en inmediaciones de Coello Cocora, vía a Cajamarca, fue mordido en la palma de la mano derecha por una culebra Coral, momentos en los que cortaba pasto al contrato, siendo trasladado de inmediato a la USI del Sur donde permanece bajo estrictos cuidados médicos.

El labriego fue auxiliado por el dueño de la finca donde laboraba al momento del hecho, quien lo trasladó en un jeep en busca de un antídoto y de salvar la vida de su trabajador.

A esta hora el hombre permanece en delicado estado de salud en el primer centro asistencial del Tolima.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial