Abusaba de su hija desde los 5 años y ahora la dejó en embarazo. Sería su segunda víctima

Octavio Rojas Hernández fue presentado en los estrados judiciales de Ibagué, frente al Juez Quinto de Garantías, tras ser capturado por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, quienes materializaron la orden expedida por el Juzgado Octavo Penal de garantías de esta ciudad.

Rojas Hernández fue imputado por los delitos de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo con actos sexuales abusivos con menor de 14 años agravado, por hechos que, según la denunciante, ocurrían desde hace siete años, cuando la víctima contaba apenas con cinco años de edad.

Según las autoridades la menor víctima denunció que desde que tenía 5 años de edad, su propio padre le daba besos en la boca, la abrazaba y le acariciaba sus genitales y que poco después de cumplir los 7 años de edad, empezó a violarla.

Dijo la menor a la Fiscalía que una de sus hermanas también era víctima de su propio padre, pues cuando las pequeñas quedaban bajo el cuidado de Rojas Hernández, este hombre les hacía el daño.

“El capturado en varias oportunidades la amarraba de las manos, le tapaba la boca para accederla y además amenazaba con quemar a su mamá si ella decidía confesar lo que estaba ocurriendo, casos que se presentaron hasta el año 2014”, relató en audiencia concentrada la encargada de la fiscalía.

Se conoció que Rojas Hernández tiene un proceso judicial en su contra en etapa de juicio, tras ser denunciado por abusar sexualmente de otra hija a quien a los 12 años dejó en embarazo.

Octavio Rojas Hernández no aceptó los cargos por los delitos imputados y el juez resolvió enviarlo al Coiba de Picaleña.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial