Al sentarse en el bus se quemó las nalgas con ácido

El hecho  ocurrió en las últimas horas al interior de una buseta que la tansportaba por el sector del Salado hacia el barrio Modelia donde reside la afectada, hecho que ya es materia de investigación, luego que la mujer presentara su denuncia, tras sufrir quemaduras en los glúteos por la acción de un ácido que fue regado en la banca trasera del rodante de servicio urbano.

“El conductor paró el carro y me dijo que él no tenía nada que ver con lo que había pasado, sin embargo el patrón de ese señor le ordenó que me llevara al médico, a donde llegué con el pantalón pegado a la piel. Allí me  diagnosticaron quemaduras de segundo grado”, dijo la afectada.

A la mujer le dieron 70 mil pesos, es decir, sólo las curaciones y no los medicamentos, que hasta el momento la mujer necesita, pues la  lesión la mantiene en delicado estado de salud,  situación que la llevó a denunciar el caso, pues esta persona no tiene trabajo ni dinero para comprar lo que necesita para curarse.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial