Conductor de camión fue asaltado y brutalmente golpeado

El caso lo denunció ante las autoridades tolimenses el mismo propietario de un camión Hino, avaluado en 120 millones de pesos, de placas SPM-137, de quien se supo fue salvajemente golpeado con las armas de fuego que los ladrones utilizaron en el atraco y luego fue amarrado a un árbol donde fue torturado y custodiado por dos ladrones, quienes de un momento a otro, desaparecieron del lugar, dejándolo amordazado, con los ojos tapados y en delicado estado de salud, atraco ocurrido en enero de 2017, sobre la vía que de Melgar conduce al Carmen de Apicalá.

El conductor bajo engaño, con el pretexto de hacer un trasteo, fue llevado hasta un sitio donde fue brutalmente golpeado.

Por fortuna pasó cerca al sitio un labriego de la zona, quién al escuchar extraños ruidos se acercó hallando al hombre amarrado al árbol, auxiliándolo de inmediato.

"Estaba muy mal. Me habían golpeado sin compasión para robarme mi camión que había comprado con una hipoteca de mi casa. Con mucho dolor en mi cuerpo y en mi alma, fui a la Estación de Policía de Melgar a pedir ayuda, instauré la denuncia pero no pasó nada. Los policías se burlaban de mí al verme como estaba. El caso quedó impune, como muchos en este país", dijo el propietario del rodante de carga pesada, de quien nos abstenemos de dar su identidad.

Días después del robo, esta persona se enteró que una banda de ladrones de carros había sido desarticulada y uno de los capturados era el mismo que estaba el día del atraco. Pero aún así nada ha pasado.

Hoy, esta persona está a punto de perder su casa porque no ha conseguido un trabajo para poder cancelar las cuotas de la hipoteca, mientras que en las vías del Tolima continúan los robos de camiones, sin que hasta el momento a este humilde conductor, se le dé una luz de esperanza.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.