Concejal agrede violentamente a su expareja

El Concejal Carlos Alberto Montero Mejía perteneciente al Centro Democrático en el municipio de Mariquita, fue denunciado ante Fiscalía y la Procuraduría Provincial de Honda (Tolima) por violencia intrafamiliar.

La acción fue interpuesta por su expareja Ivette Maritza Echeverría López, oriunda de la Vereda El Porvenir de esta misma localidad, con quien comenzó una relación a finales de Febrero del 2017 y quien aseguró que la convivencia no fue fácil debido a que se trataba de una persona “extremadamente celosa y esto lo lleva a maltratarme no solo física sino verbal y psicológicamente, casi toda la relación fue así y por eso tomé la decisión de desistir de la misma el pasado mes de Agosto”.

El hombre, según la denunciante, la maltrató reiteradamente de forma física y verbal incluso, sin importarle que estuvieran presentes sus hijos, menores de edad, en hechos ocurridos en la noche del 19 de Marzo del presente año.

Ahora, la mujer quien asegura haberse dirigido a la estación de policía de Mariquita en donde denunció los hechos, señala que en el lugar le dicen que “no encuentran el relato que se anotó en el libro donde ellos me tomaron nota, esto me ha llevado a pasar varios derechos de petición y aún no me suministran la información para anexarla al caso”.

Ivette manifiesta temor, pues mientras sostuvo su relación sentimental con el ahora agresor, le hizo saber que era muy conocido y “movía muchas influencias a su favor” y cree que por esto la Policía no le suministra la información. Sin embargo, Ivette se dirigió al hospital San José de Mariquita donde fue valorada por el Dr. Edelso Alfredo Dávila quien encontró en múltiples excoriaciones que serían producto del maltrato de su pareja.

El caso fue presentado ante la Fiscalía y  la Procuraduría en las últimas horas, junto con historia clínica y fotografías aparentes de los hechos, con el propósito de denunciar al Concejal de quien ya no soporta más abusos, pues pese a que la relación terminó, de acuerdo a la denunciante, el hombre sigue comunicándose con ella para continuar con agresiones verbales y psicológicas.