Siete días tiene James para decidir si se va o se queda en el Real Madrid.

Por primera vez, de boca de James Rodríguez se despierta la duda sobre si seguirá o no en el ‘equipo merengue’.

Una y otra vez se ha visto a James como el titular de la banca, mientras sus compañeros en el campo se disputan importantes títulos a lo largo del año.

Ayer, nuevamente James estuvo como un espectador más en el encuentro que dejó al Real Madrid como campeón del Mundial de Clubes tras enfrentar al Kashima tras ganarle dejando un marcador final de 4 a 2.

En los últimos días se conoció que el mediocampista tiene ofertas que no le permiten asegurar su continuidad en el Madrid, pese a estar feliz por hacer parte de este equipo. Sin embargo, con su frase “quiero jugar más” manifestó su inconformismo frente a las reiteradas oportunidades en las que se ha quedado por fuera de la nómina titular pese a tener el mayor número de asistencias en los 858 minutos que ha jugado.