Subió el salario mínimo y con este, sube mucho más.

Lea aquí cuáles son los precios que aumentan con el cambio de año, golpeando el bolsillo de los colombianos.

Así como el salario mínimo subió un 7%, se incrementa el precio de distintos servicios. Por ejemplo, los comparendos y las multas por infracciones de tránsito aumentan. Por ejemplo, pasarse un semáforo en rojo ya no le costará $689.500 sino $737.765. Estar mal parqueado le saldrá por $368.829 mientras que en el 2016 por esta infracción le cobraban $344.700. Y ahora, no portar su licencia de tránsito le significarán $122.943 cuando el año pasado se pagaban $144.900 por el olvido.

Adicionalmente, si no compró el SOAT el año pasado, ahora tendrá que pagarlo con el 7% más de acuerdo al tipo de vehículo que tenga, su cilindraje y antigüedad.

En el sector 'Salud', la conocida cuota moderadora de las EPS también aumenta un 7%. Este valor aplica no solo para asistir a una cita médica, sino también para citas odontológicas, para reclamar medicamentos, realizarse tratamientos ambulatorios, radiografías o exámenes de laboratorio.

Además, al vencerse el contrato de arrendamiento (si este fue suscrito después del 10 de julio de 2003) también se incrementará debido a la inflación en un porcentaje que está por definirse. Sin embargo, el que ya está claro es el incremento para los contratos que se suscribieron antes del 10 de julio de 2003: 3% máximo, de acuerdo a la meta de inflación del Banco de la República para este año.

En tema de vivienda no solo los arriendos se ven afectados por la inflación: los avalúos catastrales también se incrementan en predios urbanos no formados o los formados con vigencia del 1 de enero de 2016 y anteriores con el mismo 3%.

Y por si fuera poco, los peajes también suben. INVÍAS aumenta su precio en la vigencia de este año, similar al IPC certificado por el DANE.

De otra parte, la expedición del pasaporte también subirá, así como el precio de los combustibles además de contar con la implementación del polémico Monotributo que finalmente quedó dirigido a quienes declaran renta y no están obligados a facturar con IVA si sus ventas son superiores a los 100 millones de pesos anuales si están ubicados en locales de 50 metros cuadrados o menos.

Algunos de los productos que siguen sin IVA:
carnes, pollo, pescado, verduras, frutas, legumbres, leche, queso, medicamentos, matrículas, transporte, maquinaria agrícola, Internet en estrato 1, 2 y 3, teléfonos celulares de hasta $654.566, computadores de menos de un millón y medio, y tablets de menos de $892.590

Otros productos que quedan con el 5% de IVA: Concentrados usados en agricultura y alimentos procesados como pasta y azucar. También quedaron con este porcentaje de IVA las toallas higiénicas y tampones, sumándose también la disminución a este porcentaje de bicicletas con un precio menor a $1'500.000 y vehículos electrónicos.

En el campo académico, el Ministerio de Educación definió un incremento que oscila entre 7.17% y 7.97%.

Finalmente, quienes ganan entre 1.6 y cuatro salarios mínimos podrán acceder al programa Mi Casa Ya, para adquirir vivienda de máximo 70 salarios mínimos, es decir, $51'640.190.

Los hogares que tengan ingresos entre dos y cuatro salarios mínimos, podrán tener el subsidio de la cuota inicial de la vivienda otorgado por el Gobierno además de cuatro puntos de la tasa del crédito hipotecario.

Mientras tanto, las familias que reciban hasta ocho salarios mínimos y compren vivienda de máximo 135 salarios mínimos, es decir $99'591.795 podrán recibir una ayuda del Gobierno Nacional del 30% de la cuota mensual del crédito hipoteciario con el subsidio a la Tasa VIS y VIP. Quienes adquieran viviendas entre $99'591.795 y $247'135.195, podrán acceder al subsidio a la tasa de interés del crédito hipotecario de 2.5 puntos.


Con información de El Espectador.