Cinco muertos y ocho heridos en tiroteo en aeropuerto de Florida

Las autoridades confirmaron la captura del agresor, quien resultó ser exsoldado hispano con problemas mentales combatiente en Irak.

Iniciaba la tarde del 6 de reyes cuando en el aeropuerto de Fort Lauderdale se empezaron a escuchar disparos.
Cinco personas murieron mientras que ocho más quedaron heridas por impactos de bala, propinados por un hombre identificado como Esteban Santiago, de 26 años.

Del señalado, se conoció que nació en Nueva Jersey, su familia es puertorriqueña, tiene un hijo y fue militar durante seis años en la Guardia Nacional de Puerto Rico, además de participar cerca de un año en la guerra de Irak. A su regreso, decidió vivir en Alaska.

En el momento de su detención potaba credencial militar y algunas versiones indican que tenía problemas mentales.

Al llegar al aeropuerto donde ocurrió el lamentable hecho, Santiago, quien llegaba de Alaska luego de hacer escala en Minneapolis, se dirigió a un baño al parecer para cargar su arma y salir a cometer el aterrador crimen contra pasajeros que estaban a la espera de su equipaje.

"Las personas comenzaron a gritar y tratar de salir por cualquier puerta que pudieran o a esconderse bajo los asientos. Él siguió acercándose, disparando al azar", contó un testigo a la cadena MSNBC.

The Washington Post conoció por fuentes policiales, que Santiago protagonizó un extraño episodio en Alaska el año pasado cuando llegó a una oficina del FBI asegurando que el Gobierno federal lo seguía, que la CIA lo forzaba a ver vídeos del Estado Islámico para controlar su mente. El FBI recomendó a las autoridades de salud locales que prestasen atención psiquiátrica a Esteban Santiago, quien ayer protagonizó este lamentable suceso.

Con información de ElPais.com