Medicamento abortivo se puede comercializar en Colombia

La combinación de Mifepristona y Misoprostol, se convierte en una alternativa con alta eficacia y seguridad en comparación con las existentes para el aborto, de tal manera que el Invima ha decidido permitir a Profamilia que el medicamento sea comercializado en el país.

Un menor número de dosis serán suficiente para llevar a cabo el tratamiento de interrupción voluntaria del embarazo.

El procedimiento es aceptado por la Corte Constitucional cuando el embarazo represente peligro para la vida de la mujer gestante, cuando el feto presente malformaciones de gravedad que hagan inviable su vida y cuando el embarazo sea producto de una violación.