Sabor amargo entre pensionados colombianos

El Congreso de la República aprobó una ley que reduce desde el 12 al 4% los aportes a salud que hacen los pensionados que ganan hasta cuatro salarios mínimos mensuales, así que al aportar menos en salud, sus mesadas llegarían más gordas y tendrían más dinero para otras necesidades.

Horas más tarde, el Gobierno mostró su desacuerdo con este proyecto y según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, la iniciativa no recibirá la firma del Presidente Santos y no se hará realidad, porque de ser aprobada se abriría un hueco anual en las finanzas de la Nación por 2,3 billones de pesos.

Lo grave del asunto es que al proyecto solo le quedaba la firma del presidente Santos y sin ella no podrá ser ley de la República; los pensionados seguirán igual que antes. No suficiente con esto, la molestia se vio entre los jubilados a quienes el mismo Santos les había prometido en campaña que sacaría adelante este proyecto, pero ahora lo está tumbando.