Economía en Colombia, entre ojos de expertos

Calificadoras como Fitch Ratings funcionan como una especie de Datacrédito, pero no evalúan la situación financiera de las personas, sino de  empresas y Gobiernos para calificarlos, y dependiendo de las notas, pueden acceder a mejores tasas de interés cuando adquieran préstamos. Cuando a un país le bajan su calificación crediticia, le prestan plata pero a tasas de interés más altas.

En el caso de Colombia, Fitch advirtió al Gobierno sobre los desajustes económicos y por ejemplo, le preocupa bastante el enorme hueco fiscal, porque el Gobierno gasta mucho más de lo que recibe en ingresos. También le preocupa el alto nivel al que está llegando la deuda colombiana que está muy cerca del 50% del tamaño de la economía.

Por estos motivos, la firma le recomendó al Gobierno apretarse el cinturón y gastar menos dinero para reducir el hueco fiscal y así evitar una disminución en su calificación crediticia.

El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas (foto) dijo que atenderá las recomendaciones de Fitch, y que en los próximos días presentará el Presupuesto de la Nación para el próximo año con una reducción en los gastos de la Nación.

Los Gobiernos siempre tratan de evitar una pérdida de la calificación crediticia porque deben asignar más del presupuesto para pagar intereses, destinando recursos que pudieran servir para otras prioridades de los ciudadanos.