Adiós al coco-loco

El 'coco-loco' y otras bebidas tradicionales conocidas en San Andrés por su llamativa presentación servido en cocos naturales, es cosa del pasado, pues en esta parte del país se prohibió el uso de cocos como envases para comercializar estas bebidas.

La medida se ha tomado, luego de ver que gracias a dicha práctica gastronómica, la isla se estaría quedando sin cocos, así que se buscaría evitar que sea malgastado al ser utilizado como vaso, y más bien, sea aprovechado en otro tipo de usos como el de la cocina.

De esta manera, quienes incumplan esta medida podrán ser sancionados hasta con cinco salarios mínimos, que corresponden a aproximadamente, cuatro millones de pesos.