Siguen los efectos de la reforma tributaria

El Dane informó que durante el segundo trimestre del año la economía estuvo jalonada más por los gastos del Gobierno que por los gastos de los hogares colombianos.

Entre abril y junio el consumo en el país tuvo un aumento de 2,1%, impulsado por el incremento del 4,2% en el gasto en consumo del Gobierno, porque el crecimiento en los hogares fue de 1,5%.

Aquí queda demostrado, como lo han dicho y repetido los analistas económicos, que la reforma tributaria afectó las decisiones de compra de las familias frenando sus gastos ante el encarecimiento de muchos de los productos y servicios cotidianos de los colombianos.

Debido a un menor crecimiento en el consumo este año se ha visto una mayor desaceleración en la economía: Al estar frenado el consumo, el comercio minorista vende menos y estos comerciantes piden menos productos a los grandes industriales. Por eso estos dos sectores prácticamente están paralizados.

Ante esta situación el presidente Juan Manuel Santos le pidió a la nueva ministra de Industria y Comercio, María Lorena Gutiérrez, que trabaje principalmente en recuperar el dinamismo de estos dos sectores para que se reactive la economía.