Nueva orden de captura en contra de “Pedro Orejas”

Con la notificación oficial realizada por agentes de la Dijín de una nueva orden de captura en su contra, se inició la cuenta regresiva para que el poderoso esmeraldero Pedro Nel Rincón Castillo, alias “Pedro Orejas” y varios de sus socios, respondan ante jueces de los Estados Unidos por cargos relacionados con el tráfico de drogas.

En su celda en la cárcel La Picaleña de Ibagué, en donde cumple una condena de 20 años y ocho meses de prisión, por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado, Rincón Castillo, fue enterado de la decisión de la Corte del Distrito Sur de Florida, que lo requiere en extradición.

Esa misma decisión cobija a su hermano Ómar Josué Rincón y su cuñado Horacio de Jesús Triana Romero. El primero fue capturado en julio del año pasado por su presunta responsabilidad en el crimen del vigilante Julio Rincón Pinilla, asesinado en mayo del 2014.

Triana Romero fue detenido en septiembre por el intento de asesinato de Hernando Sánchez, otro de los poderes del mundo de las esmeraldas de la zona, y está pendiente de que un juez de Bogotá resuelva una petición de casa por cárcel por supuestos problemas de salud.

Extraoficialmente se conoció que existe también una orden de captura con fines de extradición contra Gilberto Rincón, otro de los hermanos del clan esmeraldero y quien no ha sido ubicado por las autoridades.

Ahora el Gobierno de Estados Unidos tendrá que presentar oficialmente la ratificación de la solicitud y el caso llegará a la Corte Suprema de Justicia, que tendrá que dar concepto sobre la viabilidad de la extradición de estas personas.

Las autoridades de los Estados Unidos tienen testimonios e indicios que vinculan a los hermanos Rincón con cargamentos de coca que fueron incautados en Centroamérica y señalan que los Rincón y sus socios, conformaron una organización ilegal que exportó coca hacia Estados Unidos aproximadamente desde el año 2002.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial