Le dieron ocho balazos y sigue con vida. La víctima es un reconocido consumidor de estupefacientes

Pablo Oliveros, reconocido consumidor de sustancias estupefacientes y quien hace pocos días había salido de la cárcel de purgar condena, fue atacado a balazos cuando fumaba marihuana en la carrera 4 con calle 14 del municipio de Chaparral, siendo herido de gravedad en la garganta, antebrazos, pierna, hombro derecho y mandíbula.

De este preocupante hecho de sangre las autoridades investigan si se trata de un presunto ajuste de cuentas, o si por el contrario, es el resultado del panfleto amenazante que apareció hace dos días en esa población del sur del departamento del Tolima y que obliga a los habitantes de ese municipio, a acostarse a las 10 de la noche, de lo contrario ten consecuencias, hecho que ya es investigado por las autoridades policiales.

Es importante informar a la comunidad del municipio de Chaparral que la Policía y el Ejército están atentos a cualquier hecho delincuencial que se presente en esa población del sur, al igual, para prevenir hechos de sangre que enluten a esa localidad.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial