Sicarios intentaron ingresar al hospital para rematar a un hombre que minutos antes, había llegado herido

El hecho ocurrió el domingo en horas de la madrugada en la USI del Sur, hasta donde llegaron dos hombres a bordo de una YamahaDT-125 con casco cerrado y capuchas, preguntando por una persona que había acabado de llegar herido, hecho que causó terror y zozobra y al mejor estilo de la época de Pablo Escobar, con la llanta delantera trataron de tumbar la puerta de urgencias e ingresar motorizados y rematar a la persona que a esa hora recibía atención médica.

Un acto heroico de dos enfermeras que estaban de turno, logró convencer a los sicarios que al lugar no había llegado ningún herido y que no hicieran bulla con la moto porque había gente enferma que necesitaba descansar.

"Las valerosas enfermeras se asomaron por una ventana pequeña que tiene la puerta de urgencias y les suplicaba a los tipos que se fueran, pero ellos con palabras de grueso calibre les gritaban que sacaran al herido que lo iban a rematar", dijo uno de los pacientes que esperaba el turno para ser atendido.

"Por un largo rato estuvieron esos tipos adentro de las urgencias y montados en la moto ocasionando miedo entre el personal del Hospital y por supuesto de quienes estábamos esperando turno, hasta que los ruegos de las enfermeras lograron convencerlos y se fueron, seguramente a buscar el herido a otro Hospital", concluyó extramicrófonos el testigo.

Los hombres lograron sacar la moto de la sala de urgencias y escapar pues la policía llegó tarde al sitio.

Este insólito caso, de los que sólo se ve en las películas de acción, llenó de miedo a los presentes, quienes se abrazaban mientras llegaba la policía a controlar la situación.

El vídeo de lo ocurrido quedó grabado en las cámaras de seguridad del Hospital, que finalmente serán la prueba reina para iniciar la investigación del caso, que hasta ahora, se ha mantenido en un completo hermetismo, por parte de las autoridades metropolitanas y las directivas de las Urgencias del Sur, ubicadas en el barrio Ricaurte de Ibagué.

Del herido que atendían al interior y que  tuvieron que negar para salvarle la vida, se supo que fue interrogado por la policía y se desconoce su actual ubicación.

Esta persona había sido herida en uno de los barrios del Sur de esta capital, pero se desconocen los datos exactos de esta persona y las causas que llevaron a herirlo.

Se espera pronunciamiento oficial de las autoridades metropolitanas sobre este caso insólito que se presentó este fin de semana en esa parte del sur de la capital del Tolima.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial