Juez concedió la libertad al alcalde del municipio de Prado, Álvaro González Murillo. Fiscalía apeló la decisión

A paso lento se desarrolló la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento en contra del primer mandatario del municipio de Prado, Álvaro González Murillo, diligencia judicial que se adelantó en el Palacio de Justicia de Ibagué y de la que salió bien librado el funcionario, pues luego de ser imputado por cinco delitos contra la administración pública, el Juez Quinto Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Ibagué, decidió conceder la libertad al mandatario al considerar que la Fiscalía con contó con los elementos necesarios para defender su tesis en la que se indicaba que González Murillo era un peligro para la sociedad.

“El juez no encontró los motivos suficientes para proferir la medida de aseguramiento de carácter intramural. No halló los suficientes argumentos y consideró que la decisión era dejarlo en libertad. Mi cliente no es un peligro para la sociedad y ese fue el argumento que presentó la Fiscalía para tratar de convencer al Juez que enviara a la cárcel a mi defendido”, dijo al término de la audiencia el abogado, Hugo Armando Martínez.

Los delitos por los cuales fue imputado el primer mandatario del municipio de Prado son prevaricato por acción, interés indebido en la celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales, fraude procesal, falsedad ideológica en documento público y contrato sin el cumplimiento de los requisitos, delitos que según la Fiscalía General de la Nación se extendían en concurso.

Es importante recordar que a González Murillo lo tiene en líos jurídicos la construcción del puente sobre el río Negro, ubicado en zona rural del municipio de Prado, por lo que se conoció que el funcionario firmó y autorizó los contratos 139 y 140 del 2016, que alcanzaron un valor de 2 mil 315 millones de pesos, contratación en la que se vio comprometida la Unión Temporal Puente Prado, luego que González Murillo decretara por medio de un acto administrativo la urgencia manifiesta, sin que, según la Fiscalía, haya existido una licitación.

Álvaro González Murillo deberá continuar realizando sus labores como alcalde del municipio de Prado, pero seguirá además, ligado a la investigación, pues el proceso no termina porque la Fiscalía presentó apelación por la decisión del Juez Quinto Penal Municipal de Ibagué.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.