Asesinaron auxiliar de policía tolimense

El cuerpo del uniformado de 19 años de edad fue ubicado sobre explosivos que fueron activados a la llegada de los refuerzos. Siete personas más resultaron heridas.

La hipótesis más probable es que se trata de un acto perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional, ELN, con el propósito de atemorizar a la población civil, según declaró a medios nacionales el Ministro de Defensa, Luís Carlos Villegas, hecho que a esta hora concentra el interés de las autoridades colombianas y en donde resultó muerto un uniformado oriundo del municipio del Líbano (norte del Tolima) y siete más resultaron con delicadas heridas.

El uniformado de 19 años de edad, custodiaba una subestación eléctrica en el norte de la capital del país y fue vilmente asesinado con arma de fuego. Luego, pusieron su cuerpo sobre una carga explosiva que fue activada cuando llegó el refuerzo a atender a su compañero, resultando varios de los policías con esquirlas en diferentes partes del cuerpo.

Sobre el asesinato del Policía bachiller, identificado como Carlos Andrés Rubio, el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa dijo que se hará todo lo posible para ubicar a los responsables, a través de su cuenta de Twitter.

El ataque ocurrió sobre las 9 de la noche en la calle 200 con carrera Séptima, en el puesto de Policía de Torca, cerca una Subestación eléctrica que era custodiada por algunos uniformados de la Fuerza Pública, entre ellos el auxiliar de policía que resultó muerto.

Se conoció que antes de detonar la carga explosiva que fue puesta debajo del cadáver del uniformado, dos hombres que se movilizaban en motocicleta dispararon contra el joven, hiriéndolo de muerte. Luego arrastraron el cuerpo hasta unos barriles de contención y dejaron en su cuerpo el artefacto explosivo, confirmaron fuentes policiales.

Los seis uniformados heridos fueron trasladados hacia el Hospital Simón Bolívar y la Fundación Cardioinfantil, dos de las víctimas, están en grave estado de salud.

La hipótesis que manejan las autoridades, hasta el momento, es que se trató del denominado “Plan Pistola”. De inmediato se dispararon las alarmas en toda la ciudad y se extremaron las medidas de emergencia. De acuerdo con las primeras pesquisas, los responsables del ataque hurtaron el arma de dotación del uniformado asesinado.

Extraoficialmente, la Policía no descarta que se trate de un atentado terrorista por parte de células urbanas del grupo armado del ELN.

En las próximas horas el cuerpo sin vida de Carlos Andrés Rubio, será entregado a sus familiares y muy posiblemente sea trasladado de inmediato a una sala de velación ubicada en el municipio del Líbano, donde se efectuarán sus exequias.