Capturaron presuntos asesinos de auxiliar de policía. Habla el padre del joven oriundo del Líbano

Los detenidos, también tolimenses, tenían en su poder planos de los sitios donde aparentemente iban a cometer actos terroristas, entre ellos, la Escuela Gabriel González del municipio de Espinal. La Policía ordenó en Espinal cerrar los CAI a las 6 de la tarde.

Ondas de Ibagué conoció de manera exclusiva que los altos mandos de la Policía en el Tolima sostuvieron anoche una reunión extraordinaria en las instalaciones del Distrito Espinal donde se dio a conocer una información de última hora y en la que se generó la alerta roja en ese municipio, toda vez que se logró establecer que los presuntos asesinos del auxiliar bachiller de la policía, Carlos Andrés Rubio y quienes fueron capturados en la capital de la República, tenían planeado atentar en contra de las instalaciones de la Escuela Gabriel González y tres sitios más del segundo municipio del Tolima.

Los capturados, de quienes no se ha suministrado su identidad, residen en el barrio El Futuro de Espinal, son oriundos del Tolima y pertenecen a la guerrilla del ELN, según se pudo comprobar al hallárseles en su poder varios documentos en los que se indican los sitios donde deben atacar con explosivos.

Información de inteligencia de la Policía Nacional, conocida por Ondas de Ibagué, da cuenta que las instalaciones del Distrito Espinal, el cementerio de esa población y el barrio La Esperanza del mismo municipio, serían los tres sitios en los que se iban a adelantar acciones terroristas y de los cuales tenían planos para poder conocer claramente el lugar donde instalarían los artefactos.

De la misma manera se ordenó en todo el municipio de Espinal cerrar los CAI a las 6 de la tarde para evitar que los uniformados sean blanco del ELN.

También se les entregó a los miembros de la fuerza pública de esa población algunas medidas de auto protección que deberán tener en cuenta en los desplazamientos hacia sus residencias después de cumplir con sus labores de patrullaje.

Finalmente se pudo conocer que la guerrilla del ELN tendría en la mira a esa población tolimense para cometer los actos subversivos antes que termine el 2016 o iniciando el 2017, lo que genera algún tipo de pánico entre los habitantes de Espinal.

Aunque el Comandante del Departamento de Policía Tolima no confirmó esta información obtenida en exclusiva por Ondas de Ibagué, sí entregó órdenes precisas a sus subalternos de la región centro del país, donde se previene a los uniformados y se les ordena mantener la calma, pero estar muy pendientes sobre posibles acciones subversivas que pongan en peligro la vida de los uniformados en el municipio de Espinal y en los 42 municipios que conforman su jurisdicción.

Según información obtenida por Ondas de Ibagué, se tiene previsto que el ELN ataque en algunos municipios de Huila, Cundinamarca y Tolima, entre ellos, Espinal, Natagaima, Sibaté, Fusagasugá, Melgar, Girardot, Garzón, Pitalito y San Agustín, donde la fuerza pública está atenta a posibles lanzamientos de granadas a patrullas de la policía y un posible Plan Pistola.

Es de anotar que en los municipios de Sibaté, Fusagasugá y Espinal, funcionan escuelas de formación de la policía, que son fáciles de atacar.

 

“Mi hijo venía a compartir un asado con nosotros” – Isaías Rubio, padre de Carlos Andrés.

Isaías Rubio es el padre de Carlos Andrés, el joven de tan solo 19 años de edad quien prestaba guardia en una Subestación de Torca, norte de la capital de la República, donde fue atacado a bala por guerrilleros del ELN y una vez fue asesinado, lo arrastraron hasta un sitio e instalaron debajo de su cuerpo algunos explosivos que detonaron cuando llegó el refuerzo a auxiliar al uniformado, oriundo del municipio del Líbano, norte del Tolima.

El progenitor del policía en el grado de Auxiliar Bachiller, calificó a su hijo como un joven juicioso, dedicado a sus labores policiales y con un amor intenso hacia su familia que reside en el municipio del Líbano y con quienes el uniformado quería compartir un asado los primeros días de enero de 2017.

Sobre la violencia que vive el país, Isaías Rubio aseguró que pese al peligro que genera pertenecer a las filas de la policía, Carlos Andrés quería seguir la carrera y veía como una posibilidad ingresar al INPEC.