Asesinan a abogado en Ibagué

La muerte de Erick Johan Sánchez podría ser el resultado de amenazas por un proceso que llevaba en el norte del Tolima. Un familiar del profesional del Derecho también fue asesinado hace 6 meses y se cree que los dos crímenes tengan relación.

En un hecho que a esta hora es materia de investigación por parte de las autoridades Metropolitanas y del Tolima, perdió la vida Erick Johan Sánchez, un hombre de 37 años de edad, quien adelantaba desde hace varios meses un proceso en un municipio del norte tolimense, al parecer, por un tema de una propiedad raíz por la que se han generado una serie de amenazas y que ya dejan dos personas de la misma familia muertas a manos de sicarios.

Ondas de Ibagué conoció que a mediados del 2016 en un municipio del norte tolimense fue asesinado uno de sus tíos, luego de una serie de amenazas en contra de su vida, situación que terminó en tragedia y que aún se encuentra en investigación por parte de las autoridades regionales.

Se conoció de manera extraoficial que el hombre asesinado hoy en la carrera Primera B con calle 49 del barrio Versalles, es un estudiante de Derecho de la Universidad Cooperativa, de quien se logró establecer que el jueves 29 de diciembre culminó sus estudios superiores y terminó materias, lo que le generaría en el primer trimestre del 2017 su título profesional como Abogado.

También se pudo conocer que Erick Johan Sánchez, iba a viajar hoy hacia el norte del departamento para adelantar temas relacionados con su profesión, pero tres balas que impactaron su cabeza no lo permitieron y terminó muerto frente a su vivienda luego que un hombre de contextura delgada y moreno, lo baleara a tempranas horas del día, hecho que es investigado a esta hora por el grupo de criminalística de la Sijín Metib que se encargó del levantamiento del cuerpo.

Extraoficialmente se conoció que uno de los procesos que adelantaba Sánchez tenía que ver con un inconveniente con unas tierras en el municipio de Falan, lo que pudo haber generado en su contra varias amenazas de muerte, versión que aún no ha sido corroborada por las autoridades, pero que se tienen en cuenta para la investigación de este nuevo crimen perpetrado hoy en Ibagué.