Menor interno en la correccional salió a una cita odontológica a donde llegaron sus amigos y lo ayudaron a huir

El caso ocurrió en las últimas horas luego que el menor de edad fuera llevado a una cita odontológica por un grupo de policías de Infancia y Adolescencia de la Metropolitana, quienes sin saber por qué razón, dejaron al adolescente en manos de un educador, sin las mínimas medidas de seguridad, lo que aprovecharon los compinches del joven para intimidar con cuchillo al funcionario y arrebatarle al menor infractor a quien se llevaron en una motocicleta que a esta hora es buscada por toda la ciudad. 

De la fuga se conoció por parte del educador de la Fundación FEI, que el adolescente en mención antes de salir de la correccional solicitó a uno de los psicólogos que le prestara el teléfono celular para realizar una llamada sin que el profesional le prestara atención a lo que hablaba, pese a que cada que se hacen esta clase de favores, los menores de edad, deben permanecer durante la llamada con el altavoz puesto para conocer el destino y el objeto de la comunicación y evitar  complicaciones como la ocurrida en las últimas horas.

El traslado del adolescente ya estaba planeado con anterioridad, pues se había solicitado un tratamiento especial para su dentadura. De la correccional salieron normalmente en un carro de Infancia y Adolescencia hacia el barrio Cádiz donde se tenía que cumplir  con la cita médica.

Al llegar al lugar la policía se alejó y de un momento a otro el menor de edad empujó bruscamente al educador, pero al tratar de levantarse fue intimidado por otro joven quien apareció de la nada con un cuchillo en la mano y dispuesto a lo que tuviera que hacer por llevarse a su amigo.

Dos motocicletas estuvieron comprometidas en el tema y quedaron grabadas en las cámaras de seguridad del sector, por lo que las autoridades metropolitanas están tras las pistas que los lleven a ubicar las motocicletas y a los responsables de esta fuga, al igual que aprehender al menor infractor que purgaba condena en el Centro de Atención Especializado, Politécnico Luís A. Rengifo.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial