Violaba a sus cinco hijos, tuvo un hijo con la mayor de todas y esperaban el segundo bebé

Ángel Burgos Vargas, agricultor de 52 años de edad, padre de 5 hijos de 19, 17, 16, 14 y un niño de 10 años de edad, acaba de ser capturado por agentes del Departamento de Policía Tolima, tras conocerse por medio de una denuncia instaurada en la Comisaría de Familia de Rovira, que accedía sexualmente y de manera violenta a sus 4 hijas, hecho delincuencial que ocurría desde hace 10 años, cuando fue abandonado por su esposa de quien nunca más se volvió a saber nada.

Burgos Vargas es señalado por su cuñada de ser un violador en serie y de haber concebido un hijo con su propia hija, quien en ese momento tenía 16 años, criatura que hoy cuenta con 2 años de nacida. Con la misma joven que hoy cuenta con 19 años, se encuentra esperando otro hijo. Es decir es el tío y cuñado de sus propias hijas, abuelo y tío de su hijo, perfil criminal que lo tiene  al borde de ir directo tras las rejas.

Este enfermo sexual residía con sus hijas y su hijo de 10 años de edad en la vereda EL Pijaito, zona rural del municipio de Rovira, de donde escasamente salía al pueblo a comprar el mercado y a realizar pocas diligencias. Sus hijas nunca se dejaban ver de sus vecinos y mucho menos de sus familiares, quienes cansados de la situación, prefirieron denunciar el caso ante las autoridades.

Ángel Burgos Vargas, fue hallado en posesión de una escopeta de fisto. Este hombre posee un carácter fuerte y dominaba con amenazas a sus hijas para que nunca fueran a denunciarlo, historia que acabó hace pocas horas y de la que se ocuparán las autoridades departamentales, así como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entidad que en su momento entrará a ser parte del proceso.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial