Capturaron a los presuntos asesinos del farmaceuta Marcos Ostos

Ante el Juez Sexto con Función de Control de Garantías de Ibagué y el fiscal Tercero Especializado del GAULA, fueron presentados los dos capturados en Ibagué y Anapoima, presuntos homicidas del farmaceuta del barrio Libertador, quien permaneció desaparecido desde el 24 de noviembre y hallado cinco días después en avanzado estado de descomposición, crimen perpetrado a un costado de la vía que del barrio Especial El Salado conduce al sector de Huevos Oro.

Los dos detenidos fueron identificados como Hugo Andrés Jurado Conde, mecánico de motos y Hernán Guzmán Cabrera, taxista, quienes fueron capturados en el corregimiento de Patio Bonito, jurisdicción del municipio Anapoima, en Cundinamarca y en Ibagué, en el barrio La Gaviota, en cumplimiento de una orden judicial emanada por el Juez Séptimo de Garantías, por las presuntas conductas de secuestro simple, homicidio agravado y hurto agravado.
El delegado fiscal, en audiencia de legalización de captura indicó que las investigaciones se iniciaron el 24 de noviembre último con la desaparición de Marco Emilio Ostos Méndez, un hombre de 63 años de edad, quien salió de su lugar del trabajo con dos personas, a bordo de su camioneta Cherokee, con quienes iba a ver un compresor que iba a arrendar para un servicio de pintura que la víctima había contratado, diligencia en la que se complicaron las cosas para el farmaceuta, de quien no se volvió a saber nada por una semana.

Se conoció además en audiencia concentrada que Hugo Andrés Jurado Conde, después de salir con Ostos Méndez, regresó dos horas después a la casa de la víctima y con el pretexto de llevar unos documentos de la camioneta, quiso engañar a la esposa del comerciante y convencerla para que le entregara las llaves de la droguería y un celular de Don Marco, pero la mujer, en medio de la sospecha, no le permitió hacer, motivo por el cual se inició la investigación.

Al no conseguir su objetivo, Jurado Conde le insiste en que tenía que llevar del local la suma de 300 mil pesos, pero como la mujer no le creyó, eta persona le arrebata el celular y sale del lugar con rumbo desconocido.

En vista de que el farmaceuta no aparecía, su hija instauró la demanda ante el GAULA de la Policía, proceso que inició hallando el cuerpo sin vida el 29 de noviembre de 2016. La camioneta fue encontrada en un parqueadero el 11 de enero de 2017 en un parqueadero de Bogotá, además sin batería, vehículo en el que en varias oportunidades habían sido vistos los hoy capturados.

El despacho judicial determinó imponerles medida de aseguramiento en el COIBA de Picaleña,  dado que  uno de los implicados tiene antecedentes por secuestro.

Se espera a las 9 de la mañana de hoy el pronunciamiento oficial de este caso que conmocionó a la ciudad, especialmente a los habitantes del barrio Libertador, sur de la capital del Tolima, donde Don Marco había permanecido los últimos años de su vida brindando el servicio de farmacia a sus vecinos.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial

Imagen tomada de Qué Hubo