Toque de queda en Espinal

Si en Melgar llueve en El Espinal no escampa. Un nutrido grupo de vándalos arremetieron con piedras, palos y ladrillos los vidrios de varios almacenes y supermercados en el segundo municipio del Tolima, hecho que la policía trató de evitar pero que dejó millonarias pérdidas materiales y un ambiente tenso en todo el municipio.

Las autoridades locales determinaron anoche algunas medidas restrictivas para evitar que el orden público del municipio se alterara, tal y como ocurrió en la Capital Turística de Colombia, orden impartida por el Alcalde de esa población, Mauricio Ortiz Monroy, quien prohibió el parrillero en motocicleta y la presencia de menores de edad después de las 9 de la noche en todo el municipio.

De la misma manera ordenó que los habitantes de la segunda población del Tolima transitaran por la calle 8 hasta la 5 y por las carreras 6 a la 4, especialmente las vías que se encuentran en el perímetro de la Plaza de la Concordia y el Supercundi de ese municipio, medidas que se deberán cumplir hasta medio día de mañana jueves 22 de febrero.

También se ordenó el cierre de establecimientos abiertos al público, ubicados en las mencionadas direcciones, locales que debieron cerrar sus puertas a las 10 de la noche.

Estas medidas se impartieron con el fin de prevenir la comisión de hechos punibles que alteren el orden público, la tranquilidad y el bienestar social de los habitantes, debido a los desmanes que se presentaron anoche en el municipio del Espinal y que por fortuna no dejaron víctimas que lamentar, pero sí pérdidas materiales, disturbios que podrían repetirse hoy miércoles contra otros establecimientos comerciales, según información obtenida por miembros de Inteligencia del Estado.

De la misma forma el Alcalde Ortiz Monroy decretó desde anoche la Ley Seca en inmediaciones de la Plaza de la Concordia, medida restrictiva que irá hasta las 12 de medio día de mañana jueves.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial